Amistad

viernes, 1 de julio de 2016


Cuando iniciamos el proceso de adopción, en nuestro entorno más o menos cercano, solo teníamos un caso de adopción. Para la mayoría de nuestros familiares y amigos, era algo nuevo, no tenían casos cercanos y lo vivieron con nosotros con la ilusión de la primera vez. Su apoyo y empatia a lo largo del proceso fue crucial.

Sin embargo, el camino de la adopción trae consigo también otros caminos que se entremezclan con el tuyo, y durante ese recorrido te ves acompañado por otras familias que de una manera u otra han vivido o están viviendo la misma experiencia que tú. Familias que ya tienen aquí a sus hijos y te escuchan, te cuentan sus experiencias y saben de primera mano por lo que estás pasando. O bien, familias que están justo en la misma espera que la tuya, con los que vives los nervios de cualquier movimiento en la lista, la expectativa de ver que se va aproximando tu momento, la alegría inmensa de sus asignaciones, de la preparación de sus viajes y la llegada de sus hijos. 

Familias muy distintas entre si, pero todas ellas tan cercanas. Con las que compartes no solo un mismo sentimiento, si no, un modo de vida. Quizás, en otras circunstancias no hubiésemos coincidido, bien por la distancia geográfica,  o bien porque nuestras personalidades son tan dispares que no estaríamos en el mismo circulo de amigos, pero el destino ha querido que nos crucemos y que afortunadamente, estemos juntos en lo que nos queda de recorrido. 

Nuestro proceso no fue fácil precisamente, se alargó más de lo previsto y por el medio hubo varios cambios de procedimiento en el país de origen que nos afectaron a varias familias de forma muy directa. Nos tocó vivir momentos muy duros, en los que en más de una ocasión, creíamos que no saldría bien, con el corazón en un puño esperando una llamada que no sabías si traería buenas o malas noticias. El teléfono se convirtió en una apéndice más en nuestra vida, y no siempre nos traía buenas nuevas. En esos instantes para mi fue una fortuna poder hablar con otras familias que estaban pasando exactamente por lo mismo que yo. En ocasiones, simplemente, se limitaban a escuchar y con una sola mirada, sabían exactamente por lo que estabas pasando, y esa comprensión, fue un punto clave para poder llevar los altibajos de la espera.

Y cuando por fin llegó el momento, con ellos hemos vivido la alegría de nuestra asignación, han soportado con nosotros los nervios anteriores al viaje, los innumerables mensajes pidiendo consejos, y hubo hasta quien se levantó a las cinco de la mañana para conducir más de cuatro horas y estar en el aeropuerto a primera hora de la mañana, recibiéndonos a nuestro regreso con su amor y alegría.

Hoy en día, nuestros hijos juegan juntos, comparten experiencias y ves como a poco a poco van creando sus vínculos, sus juegos y picarescas. No hace tanto, sus padres estábamos imaginando como sería una vida con ellos, y ahora al verlos juntos, sabes que todo ha sido cómo tenía que ser. Y que gracias a ellos, tu vida se ha enriquecido, ya no solo por la maternidad, sino también por esas maravillosas personas que se han cruzado en el camino.

La adopción no sólo me ha recompensado con la oportunidad de ser madre, sino que ha supuesto un máster de aprendizaje en muchos aspectos de la vida, y uno de ellos ha sido el de la amistad. Nunca me he sentido tan querida y arropada como lo estuve a lo largo de este camino. Tanto por las personas que ya estaban y lo vivieron de primera mano desde el principio, como por todas aquellas familias de corazón que fueron apareciendo por el camino para quedarse en nuestras vidas.  A todas ellas, gracias por estar aquí, por ser como sois, y por haber engordado aún mas nuestros corazones. 




 Gracias por acompañarme hoy. Espero que disfrutéis del fin de semana. Nos leemos el próximo viernes.

2 comentarios

  1. Me encanta siempre leer tus post Marta, por la delicadeza con la que los cuentas siempre!!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias pro tus palabras Vir, buen fin de semana. Un besin

      Eliminar