Encuentros

viernes, 11 de noviembre de 2016

Debo confesar que desde todo lo ocurrido la semana anterior, estaba un poco pérdida con respecto al contenido de la entrada de hoy. La que tenía prevista no me parecía que concordaba ni que seguía el hilo de lo anteriormente contado. Así que aquí estoy, improvisando. 

Aunque ya lo hice por instagram, no quería perder la oportunidad de daros mi más sincero agradecimiento por todo el apoyo y la participación recibida. Me ha encantado ir viendo todas las fotos, y lo más importante, leer los textos que las acompañan. Durante esta última semana me han llegado historias maravillosas, de familias de colores identificadas con mis palabras, de gente normal y corriente como yo, a la que le apetecía contarme alguna experiencia, pero debo decir que las que me han llenado el corazón son las de aquellas  personas dedicadas a la enseñanza que se vuelcan en el día a día para inculcarles valores a sus alumnos. Estas historias junto con la respuesta recibida por todos vosotros me llena de esperanza. Os animo a que continuéis usando el hastag #micolorcarnefavorito en la red.

Junto con todos estos mensajes me han llegado también referencias a proyectos que precisamente fomentan la igualdad y la concienciación social. Y no podía dejar de destacar uno de ellos, que va muy acorde al tema tratado en mi anterior post. Se trata del proyecto Pintemos Los Colores De Nuestra Piel desarrollado por Ubuntuland, con el que se pretende abastecer los centros educativos con cajas de ocho lápices color carne que ayuden a visibilizar dentro del ámbito escolar, la diversidad racial y étnica. Para ello se está llevando a cabo un crowdfunding a través de la plataforma Verkami y cuyo enlace os dejo aquí.



Quiero reseñar que las cajas de lápices serán enviadas al centro escolar que se indique en el momento de realizar la donación, así que si estáis interesados en que en el colegio de vuestros hijos/as dispongan de este tipo de material, es una buena ocasión para hacerlo, yo no desaprovecharía la oportunidad, tan solo queda una semana para que finalice la campaña.

Pero hoy no podía solo traeros esto, y me he devanado los sesos  para dar con la manera de devolveros algo del cariño que he recibido estos días. Y me he dado cuenta que lo más especial que tengo son los recuerdos de las experiencias vividas. Si tuviera que escoger solamente una, sería el día que en el que por fin, tuve entre mis brazos a mi hijo. Y ese es mi regalo para vosotros, la imagen de ese momento. Algún día os contaré esa historia. Buen fin de semana.


2 comentarios

  1. Preciosa foto Marta, emociona mucho verla!
    Te quería preguntar si sabes si las pinturas se pueden comprar normalmente o solo es para Escuelas?

    Un beso Sol Solymanu

    ResponderEliminar
  2. Ains Marta rompí a llorar,una foto que lo dice todo...❤
    Me uno al crowdfunding,quiero unos lápices para el cole de Valeria,gracias por compartir

    ResponderEliminar