viernes, 22 de diciembre de 2017

Bizcocho De Navidad

viernes, 22 de diciembre de 2017

De Chirivías, Nueces y Jengibre


No recuerdo el momento en el que comencé a cocinar. Si echo mi vista hacia atrás, enseguida aparece en mi memoria la cocina de mi abuela. Grande, cuadrada, con espacio suficiente para cocinar varias personas a la vez. No era solo una simple cocina, era el centro del hogar donde hacíamos vida. Donde aprendimos a leer, a escribir, a escuchar las historietas de infancia de mis abuelos, de cómo se conocieron, las penurias que pasaron durante las posguerra.

Durante gran parte del otoño y del invierno, había un objeto alrededor del cuál giraba toda la actividad de la casa: la cocina de carbón. No solo nos suministraba el calor necesario para combatir las frías tardes, sino que en sus entrañas siempre había algo horneándose, que momentos más tarde se convertiría en nuestra merienda, unas dulces manzanas asadas, unas castañas, o si había natas suficientes, un delicioso bizcocho.

Mi abuela y mi madre fueron mi mentoras entre los fogones, comenzó como un juego, un entretenimiento más para pasar las tardes de lluvia a techo, pero poco a poco era yo la que demandaba colaborar más. La mayoría de mis recuerdos familiares giran entorno a esa cocina.

Hace ya más de una década, en plenas Navidades, y con tan solo dos días de diferencia, ambas iniciaron un último viaje.

La entrada de hoy es un homenaje a esas tardes de mi infancia, entre harina, huevos y el calor de un horno. Enseñando, aprendiendo, compartiendo. Tres generaciones cocinando juntas.

Hoy soy yo la que enseña, la que cuenta sus batallitas de la infancia, mientras un par de manitas me ayudan en cada paso, y dos estrellas me guían desde el cielo.




Felices Fiestas





viernes, 15 de diciembre de 2017

PEQUEÑA HISTORIA DE NAVIDAD

viernes, 15 de diciembre de 2017
© María Cimadevilla Fotografía

Siento como la lluvia golpea contra la ventana. Esa sensación de estar arropada y al calor en la cama mientras afuera hace frío, me gusta. Remoloneo un poco, es Navidad, no hay prisa por ir a ningún sitio, ni tenemos compromiso alguno. Tan solo recoger la casa tras la cena de Nochebuena, que como cada año, se celebra en nuestra casa.

Este año no nos apetece ir a comer con nadie, ni tan siquiera con la familia. Queremos estar los dos juntos, a solas. La mañana transcurre sin grandes novedades, recogemos, limpiamos, organizamos tuppers, y en algún momento, nos sentamos a comer.

Está todo preparado, podemos marchar. El viento frío y las gotas de lluvia azotan mi cara mientras monto en el coche. No me separo de mi mochila, hoy tengo algo muy importante que hacer, y en ella llevo todo lo necesario.

La carretera está vacía, en la hora que dura nuestro viaje, apenas nos cruzamos con algún coche. Mientras contemplo el paisaje a través de la ventanilla, mi mente divaga en hogares imaginarios, donde la familia está reunida, disfrutando de la compañía, alrededor de algún menú especial que alguien ha preparado amorosamente. Pero yo hoy siento que mi lugar está en otro sitio, y hacia allí me dirijo.

Llegamos a destino, no hay nadie, estamos solos. La lluvia nos da una tregua y podemos bajar del coche sin necesidad de coger el paraguas. Mi mochila acurrucada entre mis brazos. Lentamente, comenzamos a subir los peldaños. Cuántas historias conocerá esa escalera, cuántas promesas habrá escuchado. El sonido de la cascada nos acompaña en nuestra subida, no tenemos prisa. Ese momento es solo para nosotros.

Alzo mi mirada y allí está. Al final de la gruta, esperándome. Atravieso la distancia que nos separa, la miro y me arrodillo. Noto como mi marido se aparta, sabe que necesito hablar a solas con ella. Y allí, el día de Navidad, en mitad de una gruta perdida en la montaña,  de madre a madre recito mi oración, una promesa, una vela se enciende.

Mi promesa pude cumplirla casi dos años después, con mi hijo entre mis brazos. La vela y la oración continúan encendidas en mi corazón, para que nuestros hijos encuentren siempre la luz que les guié hasta su hogar.





viernes, 8 de diciembre de 2017

Gato Sueco

viernes, 8 de diciembre de 2017

Tarde de lluvia, reunión casera en el hogar de unos amigos, merienda y como banda sonora las risas de nuestros hijos. De repente se acerca A con un cuento entre sus manitas y me dice: "Mami, me lo lees". Ese fue el momento en el que descubrí a la Editorial Gato Sueco.

Una editorial dedicada a la literatura infantil nórdica, historias sin tabúes, que tocan temas cotidianos, realidades que a veces creemos alejadas de nuestros hijos, pero que también forman parte de su día a día y del mundo en el que nos ha tocado vivir.

Ese es el caso de La Niña De Muy Lejos, escrito por Annika Thor y con hermosas ilustraciones de Maria Jönsson. Una historia dura, cuyo argumento jamás hubiese pensado que podría protagonizar un libro infantil. La historia de la niña YO y de Grisela no nos deja indiferentes, mientras la lees es inevitable pensar en aquellos niños que se ven privados de sus hogares, teniendo que emprender un duro viaje, en pésimas condiciones, júgandose la vida por el camino.

Grisela me recuerda a esa parte de la sociedad que se encuentra aletargada, mirando su propio ombligo, indiferente a lo que pasa al resto del mundo, anestesiada ante el dolor del prójimo.

Pero Grisela no podrá ser indiferente a YO, al color y el calor que inunda en cada estancia por la que pasa. YO es esa sacudida a nuestra conciencia, la que nos recuerda que no solo debemos vivir, sino también convivir. Una historia llena de matices que quizás nuestros hijos, por su corta edad, no detecten en su lectura, pero que sus padres sí lo haremos.



No voy a negar que su lectura resulta dura, y más en nuestro caso. YO está sola, emprende un largo viaje para encontrar a alguien que quiera cuidar de ella. Explicarle esto a A fue complicado, pero también lo vi como una oportunidad para reforzar nuestra historia. Él también es un Niño Que Vino De Lejos, pero desde el primer momento fue y sigue siendo un hijo muy esperado, amado y deseado, y aprovecho cada ocasión para decírselo. 

La Niña de Muy Lejos es solo un ejemplo de los libros que puedes encontrar en Gato Sueco, a continuación te invito a que conozcas más sobre esta editorial de la mano de sus creadoras. Gracias Leticia, Tora, Jenny y Carmen por hacerme participe de vuestra historia. Ha sido un placer conocer de cerca vuestro proyecto. 


¿Cómo nace Gato Sueco y vuestra pasión por la literatura nórdica?
Gato Sueco nació de la casualidad y la pasión por los libros infantiles y la literatura nórdica.
Tora y yo, Leticia, nos conocimos gracias a la escuela infantil de nuestros hijos y comenzamos a hablar de autores y autoras que nos fascinaban provenientes de los países escandinavos. De aquella conversación y de la idea previa de Tora y Jenny (nuestra compañera que vive en Malmö) de crear una editorial especializada en literatura infantil y juvenil nórdica, nació la editorial. Más tarde se unió Carmen, casi también por casualidad y fue como un regalo porque ella se encarga de la corrección y de la edición junto a Tora y es una de las patas fundamentales del gato.

¿Por qué la literatura infantil sueca? ¿Qué os atrajo u os atrae de ella?
Tora y Jenny se criaron con esa literatura. Yo la conocí más tarde, gracias a mi relación con amigos suecos y a Pippi Langstrum o Los Moomin. Me encantaba como se aparece la relación con la naturaleza, la inteligencia con la que los autores tratan a los niños y niñas, la falta de tabúes… Creo que eso es algo que nos gusta a las cuatro componentes de la editorial.

¿Cuál es vuestro criterio para escoger los libros que editáis?
Nos gustan las historias que divierten, emocionan o descubren, supongo que los mismos criterios que tenemos con la literatura de adultos. Historias que cuentan cosas distintas, en las que se habla del mundo como es, con toda su diversidad. Además, cada una tiene una serie de prioridades que a veces conseguimos aunar en un solo título y otras no. Digamos que hay títulos que nos encantan a las cuatro y otros que enamoran solo a algunas de nosotras, pero todas disfrutamos mucho con el proceso de trabajo que lleva cada uno de los libros.

Dais mucha importancia no solo al mensaje de la historia, sino también a su ilustración, ¿habéis escogido alguna vez algún libro solo por la misma?
No. Para nosotras es un todo. Por lo menos hasta el momento. Si en el futuro publicáramos un libro sin texto, evidentemente sería distinto, pero hasta ahora hemos dado importancia a la unión de ambos elementos.

¿Cuál es vuestro libro y autora de cabecera? ¿por qué?
Cada una tiene el suyo.  En mi caso, y como nos dedicamos a la literatura infantil y juvenil, te puedo decir que si pienso en una autora que se relacione con mi infancia o sobre todo pre-adolescencia es María Gripe. Creo que ella está en la mayoría de mis recuerdos literarios. Por ejemplo a Tora le encanta Barbro Lindgren .

Si pudierais elegir un tema a tratar en algún cuento ¿Cuál sería?
Creo que tenemos muchísimos temas que nos encantaría sacar porque todos afectan a la vida en la infancia y la adolescencia y muchos de ellos apenas son tratados en la literatura infantil; el dinero (en su ausencia o su exceso ), la injusticia, el sexo…

Sé que me encantará leer sobre estos temas, y efectivamente que poco se ven reflejados en la literatura infantil, al menos en la tradicional. Gracias de nuevo por dedicarme un ratito de vuestro tiempo, ha sido un placer conocer más de cerca vuestro proyecto. Prometo estar atenta a vuestras novedades.

Y a ti, querida lectora, te recomiendo a que te des un paseo por su web, quizás encuentres ese regalo especial que andabas buscando.

Gracias por acompañarme un viernes más. Feliz fin de semana.



viernes, 1 de diciembre de 2017

ADVIENTO

viernes, 1 de diciembre de 2017



Primer día de diciembre, la Navidad a la vuelta de la esquina y con ella, el consumismo. Todo nos incita a ello. Las grandes superficies, los anuncios televisivos, los catálogos que se acumulan en los buzones. Estamos rodeados de sugestión para consumir, nos crean necesidades que creemos tener que ver saciadas.

Si ya no fueran poco los regalos, la comida extra, y cientos de cosas más en las que gastamos nuestro dinero, desde hace unos años se está poniendo de moda el Calendario de Adviento. La idea en sí me gusta, esa cuenta atrás hacia la Navidad, el ratito en familia que se comparte desvelando la pequeña sorpresa del día. Lo que menos me gusta, es precisamente el consumismo, que una vez más se genera con la excusa de la Navidad. Si habéis investigado un poco por internet y por las tiendas, habréis visto calendarios de todo tipo, desde los más sencillos que incluyen una chuchería o chocolatina, hasta otros que incluyen un pequeño obsequio. Pero también los hay que huyen de todo este mundo material e intentan ser fieles al espíritu de la Navidad.

Y precisamente esa, fue una de las premisas que me impuse al crear nuestro Calendario este año. Nada de cosas materiales, utilizar material que ya tuviese en casa, y que crease "valor". Rebuscando en mi cajón de las manualidades al final fueron rescatadas:

  • Un trozo de pasta polimérica (sobrante de realizar los adornos navideños del año pasado)
  • Un par de cortadores de plástilina.
  • Un carrete de cuerda fina.
  • Un rotulador dorado. 
  • Un rollo de washi tape

Mi primer objetivo de reutilizar material que ya tuviéramos en casa estaba cumplido, me quedaba lo más difícil, encontrar un tema sobre el que elaborarlo. Fue cuando vi a A jugar con las letras en la bañera cuando se me ocurrió. Está obsesionado con ellas, se pasa el día mirándolas, repasando su nombre, el de sus amigos, los nuestros. Así que me pareció que ese debía ser el tema de calendario: una letra por día. Pero ¿y si le añadía algo más? La Navidad no deja de ser una época en la que se tienen los valores más a flor de piel que en cualquier otra. ¿Por qué no entonces ligar cada letra a un valor o emoción sobre la que trabajar ese día?






El resultado ha sido un calendario sencillo, en el que hemos empleado una tarde en familia para elaborarlo. No será el más bonito, ni el más original, pero es el nuestro. Ya hemos ligado recuerdos entorno a él, y seguiremos haciéndolo durante los próximos 24 días. No nos dará nada material, pero sí momentos especiales.

Y una parte de ese calendario también será vuestra, si os apetece acompañarme en Instagram, cada día revelaré la letra y palabra del día, acompañada de una de mis fotos favoritas de este 2017. Os espero. 

Aprovecho para dejaros colgada la receta del Bizcocho Vegano que compartí el otro día en el blog de Barcelona Kids, y que parece por vuestros mensajes que está triunfando entre los más peques.

Buen fin de semana.



viernes, 17 de noviembre de 2017

DUALIDAD

viernes, 17 de noviembre de 2017


Sabía que con la etapa escolar empezarían a aflorar nuevos retos, incluso muchas de vosotras me lo habías advertido. Y es que justo hace unas semanas uno de ellos llegó a casa en forma de libro viajero.

Para nosotros no era algo nuevo, en la guarde también lo tenían, llegaba a casa junto con la mascota de clase y teníamos que describir cómo nos lo habíamos pasado ese fin de semana. Algo fácil, cero complicaciones.

Pero esta vez cambia. En esta ocasión lleva implícita contar parte de nuestra historia como familia. Algo fácil para nosotros, pero complicado para quien reciba ese libro y se enfrente a preguntas.

En casa no existen secretos, nuestra historia es la que es. Una historia cargada de esperanza y de amor. A sabe perfectamente en qué país nació, que no lo hizo de mi barriguita, aunque siempre estuvo en mi corazón y en el de su padre.

Repasar su historia, las fotos del viaje, de nuestros primeros días, le encanta. Y a nosotros también.
Ahora parte de esa historia “viajará” por hogares que no conocemos, puede que despierte curiosidades o no. Que alguno de sus compañeros se pregunte por qué A vino de un país lejano, por qué sus papás tuvieron que ir en avión a recogerle. 

Por eso no puedo dejar de desear que cuando llegue ese momento, cuando toque leer nuestra historia, y esos padres se enfrenten a preguntas que nunca imaginaron tuvieran que responder, lo hagan con sensatez, respeto y sensibilidad.Cuidando el lenguaje en sus respuestas, porque lo que en apariencia resulta una salida fácil y socorrida, puede terminar con un comentario inocente, pero desafortunado, en patio del colegio. Nuestros actos tienen consecuencias, y hay ocasiones en las que los padres no tenemos todas las respuestas.

Así me he pasado estos días, pensando en lo curioso de todo esto, en la dualidad de que mientras A y yo estamos en su camita reforzando su historia, puede que en otro hogar, al mismo tiempo, alguien le esté explicando una pequeña parte de ella a su hijo. Y no deja de ser una sensación extraña. ¿A vosotras también os pasa?




viernes, 6 de octubre de 2017

CUARENTA

viernes, 6 de octubre de 2017


Este podría ser el típico alegato de todo lo que he aprendido en mis 40 años, una oda a mi bagaje en esta escuela que es la vida. Podría disertar sobre las circunstancias que me han llevado al aquí y al ahora. Pero no lo voy a hacer.

Claro que cuando mi cumpleaños se acercaba caí en la tentación de hacer balance, de llevar mi mirada hacia el pasado y realizar un ejercicio de retrospección, el cual, debo confesar me removió mucho. Aún así analizar el yo más profundo es un acto demasiado íntimo, razón por la cual se queda ahí, en mi intimidad.

No obstante a la par había una idea que me rondaba la mente, otra forma de analizarme, de verme a través de otra perspectiva. El Autoretrato.

Debo confesar que me da miedo. Cambiar las tornas. Exponerme. Ver lo que la lente tiene que decir de mi, me asusta bastante. 

No soy una experta fotógrafa, probablemente no tenga los medios, y de seguro no tengo los conocimientos necesarios para afrontar un proyecto de este calibre. Pero aún así, la idea me atrae. Dejar plasmadas 40 visiones de mi misma. ¿por qué no?

No deja de ser otro ejercicio de autoconocimiento, ¿me gustará lo que veré? No lo sé. Probablemente no vayan a ser mis mejores fotos, pero si algo he aprendido es que los miedos están para afrontarlos.

Comienza pues un proyecto personal, el cual me asusta y me apasiona a partes iguales. Un proyecto que no pretende ser nominativo, sino que dejo abierto a quién le apetezca experimentar y acompañarme en este nuevo paseo. Te espero en #40yo_llap

Comienzo por el alma. La mirada.














jueves, 13 de julio de 2017

CERRADO POR VACACIONES

jueves, 13 de julio de 2017

Tras un año intenso ha llegado la  hora de hacer un paréntesis, de pasar largas tardes con la familia, leer hasta que el sol se oculte y sobretodo de descansar.

En Septiembre, Lluvia al pasear abrirá de nuevo, con nuevos contenidos y energías renovadas. ¡Os deseo un feliz verano!


viernes, 7 de julio de 2017

Un paseo por Cudillero

viernes, 7 de julio de 2017


Cuando el fin de semana amanece gris y sombrío pero el cuerpo nos pide escapar de casa, solemos decantarnos por ir a callejear por algún pueblo de la tierrina. Tenemos la suerte de vivir en una comunidad autónoma pequeña, y en apenas media hora de coche puedes cambiar totalmente de ambiente, ya sea playa, montaña, aldea u otra ciudad cercana.

Hace apenas un par de fines de semana, fue justo lo que nos pasó. Día triste, apagado, pero con muchas ganas de aprovechar el fin de semana. Cudillero nos estaba esperando.



Enseguida te dejas atrapar por sus calles estrechas, sus casas de colores, el sonido del mar y el olor a sal. Cudillero respira vida marinera por cada uno de sus poros. 

No necesitas de plano para recorrerlo, piérdete por los recovecos de sus calles, disfruta de los pequeños balcones y porches decorados con flores. Detente a observar los curadillos, pequeños escualos, secando al sol. 


Sigue las señales indicativas de diferentes rutas, todas te llevaran algún recóndito mirador desde el que observarás desde un punto distinto esta pequeña y encantadora villa, situada al occidente de la costa asturiana.


Y si te entra el hambre, solo tienes que disfrutar de alguno de los menús del día que ofrecen los distintos restaurantes, todos platos típicos de la zona por un módico precio.


Pero sobretodo encuentra un hueco agradable, siéntate y escucha el mar.




Buen fin de semana, nos leemos la semana que viene.



domingo, 2 de julio de 2017

Sorteo Primer Aniversario

domingo, 2 de julio de 2017


Cuando vi que se acercaba el primer aniversario del blog, sabía que tenía que preparar algo especial, y devolveros de alguna forma el cariño que me hacéis llegar cada semana. Y por fin hoy, puedo presentaros la sorpresa que teníamos preparada.

Estos últimos días habéis ido conociendo la historia de tres mujeres jóvenes, valientes y que un día decidieron emprender. Laura, Begoña y Virgina no solo nos han abierto sus puertas, sino que también han querido unirse a la celebración de este primer aniversario.

Gracias a ellas una de vosotras podrá ser la afortunada de las tres preciosidades que aparecen en la foto, un cómodo y elegante neceser Duna de TotooMi Bags, el bonito colgante Daga de Laralarita Complementos y la alegre lamina Cactus de N&P Decoración.


Bases del sorteo:
  • Sigue en instagram a @lluviaalpasear @totoomibags @laralaritacomplementos @nypdecoracion 
  • Deja un comentario en instagram debajo de la imagen que anuncia el sorteo
  • Comparte la imagen del sorteo en instagram
  • Se comprobará que se han seguido todos los pasos, ¡corre! el plazo finaliza el próximo domingo, 9 de julio a las 23:59horas.
  • Solo territorio nacional
¡Muchísima suerte!





viernes, 30 de junio de 2017

La Historia de N&P Decoración

viernes, 30 de junio de 2017


Una de las primeras cuentas que empecé a seguir por instagram fue la de una alegre chica Bilbaina. Las peripecias de sus hijos y el positivismo con el que acompañaba sus textos me engancharon. Fue de los primeros perfiles en los que me atreví a dejar un comentario.

Meses más tarde, y tras una dura etapa laboral, sacó su valentía y decidió abrir la tienda con la que siempre soñaba. Ese fue el comienzo de N&P Decoración. Hoy, esa chica alegre nos abre sus puertas. Bienvenida Vir, es una alegría para mi que nos acompañes en el paseo de hoy.

¿Cómo surgió N&P decoración?
Pues surgió de la necesidad de una mejora de empleo y las ganas que he tenido siempre de montar algo, siempre ha estado en mi cabeza, pero por miedo o por que no era el momento nunca me había decidido a hacerlo en serio, de verdad! Hasta que después de estar un año casi de baja en mi anterior trabajo, y con mucho tiempo para darle vueltas a la cabeza, decidí, bueno decidimos, que era el momento. Y nos tiramos a la piscina.

¿Quién está detrás?
Detrás de NyP estamos Virginia y Fran, aunque a piori parezca que es algo solo mio, porque puede que yo sea la que más "da la cara" en las redes sociales, detrás y a pie de cañon sobre todo también esta mi pareja, y menos mal...



¿Fue duro tomar la decisión de emprender?
Más que dura lo de tomar la decisión, creo que lo duro ha venido después... claro que no fue coser y cantar sobre todo teniendo en cuenta que el emprender en algo era que en casa entrase un sueldo menos el primer año sobre todo, pero aún así creímos que en un futuro sería mejor para la economía familiar. Claro que tampoco contábamos con una serie de circunstancias que se han ido dando y no han sido las más favorables, y que lo han hecho bastante duro, sobre todo para mi, pero  con tiempo, trabajo y constancia estamos completamente seguros de que va a ser la mejor decisión que podíamos haber tomado 

¿Cuál fue el detonante que os impulso?
Yo creo que el detonante fue como te he comentado arriba el haber estado un año de baja, y lo mal que estaba ya en el anterior trabajo. Hice un curso de emprendedores que daban en mi pueblo para poder presentar un buen plan de viabilidad, y entender un poco que era esto de emprender, a donde ir como empezar y ganas muchas ganas.

¿Con qué firmas trabajáis y por qué?
Queremos que sobretodo sean marcas de mujeres emprendedoras, antes de que el negocio fuera una realidad, en instagram seguía muchas cuentas de artesanas y mujeres que habían sacado adelante su marca, bien de ropa de decoración de artículos para bebes, y tenía claro que yo quería traer ese tipo de firmas a la tienda. 

Con la ropa empecé la temporada pasada con LLana, Piñata Pum, marcas made in Spain y hecho a mano, como Umbilical,  Papilla de fruta, Estrellita la valiente, y las pelotas de Mamapai, que ahora ademas de pelotas montessori, también tenemos mantas con sonajero, y unas preciosas muselinas. También hemos traído para los más peques ropita hecha a mano por Cachalote kids o el Mundo de Uxia
Ademas tenemos firmas más internacionales como A little lovely company o Eef Lillemor, Ciaobambino...



¿Hay en el horizonte algún proyecto nuevo?
El proyecto sigue siendo el mismo, pero ir creciendo poco a poco, un poquito más. El dinero para invertir en nuevas cositas es el que es, los beneficios que nos va dando la tienda, y nos encantaría traer un montón de cosas nuevas y diferentes, que aunque sea en poquitas cantidades intentamos ir trayendo. 

Ahora de cara a la nueva temporada de otoño/invierno también queremos ampliar la edad de las tallas de ropa hasta los 16 años y ver que tal funciona.
Nos encantaría poder vivir de ello así es que nos queda seguir trabajando.

Muchísimas gracias Vir por contarnos la historia de N&P Decoración, te deseo lo mejor y que tu sueños se cumplan.

Y tú querida lectora, en breve  te espero con una sorpresa. ¡No te la pierdas!



lunes, 26 de junio de 2017

La Historia de Laralaritos Complemetos

lunes, 26 de junio de 2017



Si te hablo de Begoña Lara, puede que en un primer momento no te des cuenta quién es. Pero si te digo Laralarita Complementos, seguro que a tu mente vienen piezas de bisutería elegantes y sencillas. 

Si el viernes paseábamos por un taller de bolsos artesanales, hoy lo hacemos en un taller de bisutería al lado de su creadora. Bienvenida Begoña, es un placer tenerte aquí.

¿Cómo surgió Laralarita?
Laralarita Complementos surgió hace unos inviernos de la necesidad de crear complementos para mí misma, ya que siempre me han gustado las manualidades y me ha gustado probar diferentes técnicas.

Todo fue una preciosa casualidad. Mi pareja me regaló por Navidades un montón de materiales para manualidades, y ojeando las tiendas donde las había comprado encontré un mundo nuevo de posibilidades. Empecé a crear complementos para mí misma, luego para mis familiares y amigos, hasta finalmente llegar a todos vosotros.

¿Quién está detrás? 
Soy una mañica de 36 años a la que le gusta tener las manos ocupadas. Siempre me han gustado las manualidades; lo he intentado con la pintura, con la costura,… Hasta que al final di con la que me hacía sentir más cómoda y con la que me hace disfrutar cada día, la bisutería y la joyería. Creo ser una chica sencilla, alegre y natural, que intenta disfrutar de las pequeñas cosas; e intento plasmar todo ello en mis creaciones.

¿Fue dura tomar la decisión de emprender?
No en un principio, cuando empiezas sólo te guías por la motivación y la ilusión. Yo siempre he compaginado Laralarita Complementos con mi trabajo de educadora social, por lo que sólo pienso en Laralarita Complementos como un espacio donde desarrollar mi creatividad sin límites, y donde poder conocer a otros artesanos y personas bonitas, y aprender cada día más. Mis pasos van despacito, no creo ser una persona ambiciosa, por lo que agradezco cada logro y cada recompensa, y sólo pienso en poder dar cada día un poquito más de mí.

¿Cuál fue el detonante para lanzar el proyecto?
Un momento especial en mi vida. Necesité huir de las obligaciones y de las preocupaciones diarias y sentir que la vida puede darte mucho más. Para mi Laralarita Complementos es una fuente de inspiración y un espacio en el cual poder distraer la mente. Me aporta bienestar y eso es por lo que lucho cada día.


¿Cuáles son tus fuentes de inspiración?
Todo me vale. Me inspira la Naturaleza, el positivismo, el calor que transmiten los colores, la fuerza de las piedras,…

Háblanos de tu método de trabajo
Sin duda, a pesar de ser un manojo de nervios, intento aplicar la filosofía slow, poquito a poco y disfrutando. Intento disfrutar con cada paso que voy dando. Cada vez más intento utilizar materiales hechos en España. La mayor parte de los materiales de la nueva colección están comprados en pequeñas tienditas de Zaragoza. Cuando llega una nueva temporada, me recorro las tiendas en busca de piezas coloridas y sencillas, y poco a poco las voy combinando de manera espontánea, según me dicta el corazón.

Esta cabezota y estas manitas son las encargadas de todo el proceso. Desde la adquisición de material y la preparación de cada pieza, la preparación del packaging, la fotografía, la gestión de la tienda online, la colaboración con el resto de tiendas físicas,… hasta el trabajo que se ve en las redes sociales… Como veis, ¡no me aburro! ¿Qué podría hacer muchas cosas mejor? Seguro que sí, pero entonces no sería yo misma y creo que se perdería la calidad humana que hay en cada resultado.

¿Qué Laralarito es al que le guardas un cariño especial y por qué?
La verdad es que a todos mis “retoños” les tengo un cariño especial. Unos porque me recuerdan momentos especiales en mi vida, otros porque evocan emociones compartidas, todos son únicos y especiales para mí.

¿Hay algún proyecto nuevo en marcha del que te apetezca hablar?

Siempre hay proyectos nuevos que van surgiendo y con los que estoy eternamente agradecida. Ahora hay alguna cosilla en marcha, pero “shsssss”, todavía es un secreto.  

Muchísimas gracias Begoña por darme la oportunidad de conocer más sobre Laralarita Complementos, ha sido un honor saber un poquito más de ti. Un abrazo.

Y a ti querida lectora, te recomienda que sigas atenta a las publicaciones del blog durante esta semana. Se aproximan sorpresas.



viernes, 23 de junio de 2017

La historia de TotooMi Bags

viernes, 23 de junio de 2017



Cuando andaba a la caza y captura de una bolsa para la sillita de A, ninguna de las convencionales me gustaba. Buscaba algo sencillo, funcional y elegante. Que me permitiese lucirla tanto en la silla como a los hombros y no desentonase con mi look informal.

Entonces apareció ella, la mochila Sierra de Totoomi Bags. Una simple foto fue bastante para convencerme de que era justo lo que buscaba. Dos mosquetones en el manillar de la silla la adaptaron perfectamente al uso que yo quería destinarle y desde aquel entonces, no me he separado de ella. Ha estado con nosotros casi desde el principio.

Hoy te traigo un paseo muy especial y que me hace especial ilusión. Prepárate para caminar entre trozos de loneta, algodón, cuero y madera. Descubrirás los preciosos colores fruto de los tintes naturales. Te enamorarás de una filosofía de trabajo. Pero sobretodo te gustará ella y su historia. Bienvenida Laura.


¿Cómo surgió Totoomi Bags?
Totoomi surgió de un trozo de loneta. Estudié Bellas Artes y mi disciplina favorita fue la pintura, montábamos nuestros propios lienzos con lonetas de algodón que comprábamos en grandes cantidades entre toda la clase.
Al terminar la carrera me enfrenté al mundo real y después de varios trabajos temporales, siempre con ideas revoloteando en mi cabeza, decidí que tenía que hacer algo creativo por mi cuenta.
Busqué a mi alrededor y allí estaban enrollados unos cuantos metros de aquella loneta, y yo que siempre había visto a mi madre y a mi abuela coser, empecé a cortar por aquí y a coser por allá y así creé mi primer bolso. Totoomi nacería meses después.

Cuéntame un poco sobre ti
Soy Laura Cardona, y soy el alma mater de Totoomi.
Nací y crecí en un pueblo del interior de Valencia, rodeada de naturaleza y jugando siempre al aire libre, construyendo cabañas y pintando calles enteras con tizas de colores. Siempre recuerdo a mi madre dibujando, cosiendo, haciendo macramé, cuidando las más de cien macetas de su jardín… Creo que por eso siempre me ha gustado crear cosas con las manos.
A día de hoy me ocupo casi íntegramente de Totoomi. Desde el diseño y la imagen, así como el tintado de las telas y la manufactura del producto, hasta la gestión y la distribución de la marca. Aunque a menudo cuento con la ayuda de personas cercanas para hacer frente a grandes pedidos, llevar las cuentas al día o para cosas más divertidas como realizar sesiones fotográficas, rediseñar de la web, asistir a ferias y mercados de diseño, etc.

¿Fue dura tomar la decisión de emprender?
La decisión en sí no fue dura, tenía claro que quería ser mi propia jefa y tenía muchas ideas. Tampoco lo pensé demasiado, es verdad, invertí sobretodo tiempo y esfuerzo y poco a poco se fue gestando. Lo duro fue enfrentarme a la realidad del sistema, que no ayuda demasiado al emprendedor, y combatir el desánimo cuando a veces las cosas no salen bien no es sencillo. Además no tenía ni idea de como gestionar una empresa y de como hacer que funcionara y fuese rentable a largo plazo. Ahora parece que ya lo voy entendiendo y eso lo hace aún más difícil…

¿Cuál fue el detonante para lanzar el proyecto?
La falta de perspectiva profesional. Después de terminar mis estudios, hacer cursos complementarios y buscar intensamente trabajo, las ofertas que llegaban no eran demasiado atractivas. No se porqué pensé que inventar mi propio trabajo sería más fácil… Al final no lo fue para nada, pero aquí sigo muy feliz desde hace más de dos años…

Tus fuentes de inspiración son...
La inspiración viene casi siempre de la naturaleza. Los colores, las plantas, los infinitos horizontes del mar… ¡Y viajar! Conocer otros lugares y culturas llena el alma de aire nuevo. Pero como no siempre puedo viajar como me gustaría, si necesito ideas nuevas o desconectar ¡salir al campo o pasear en la orilla del mar siempre funciona!
Por supuesto tengo otras fuentes de inspiración que vienen del mundo de la moda, del arte y la música.
Pictóricamente Matisse, Rothko, Gerhard Richter o Nico Munuera…
Adoro proyectos de como el de Paloma Wool o Laurence Leenaert, las fotografías de Martina Matencio, el patchwork contemporáneo de Hamabi, los tapices de GUR, el calzado de Naguisa o Eva Vs. Maria… ¡por nombrar solo unos pocos!

Además tengo la suerte de vivir rodeada de amigos que también tienen su propio proyecto creativo (Cadascú, Sara Luz, Banani, Canoa, Naranja & Madera…) y eso convierte cualquier reunión de amigos en un boom de inspiración, donde siempre hay buenos consejos y surgen nuevas ideas o colaboraciones.



¿Cuál es tu filosofía de trabajo?
Totoomi son productos naturales y sostenibilidad, todos los procesos de producción son artesanales y respetuosos con el medio ambiente.
Para hacer mis bolsos uso siempre productos naturales como el algodón, la madera y el cuero.
Todos ellos proceden de fabricas españolas, y la mayoría los adquiero en establecimientos de mi ciudad, colaborando así con el comercio local.
Lo más peculiar de los bolsos y mochilas Totoomi es que están tintados con frutas y plantas tintóreas. Es un proceso manual muy laborioso y no contaminante que le da a las telas unos colores con un carácter único. Tinto tela a tela, bolso a bolso, por eso ¡no hay dos iguales!

¿Qué Totoomi es al que le guardas un cariño especial y por qué?
El primer modelo Totoomi fue Loma, y solo por eso ya es especial. Es un bolso tote redondeado que ha tenido muchas versiones. El primer diseño tenía la loneta en crudo, era el más minimalista, después comencé a tintarlo y llenarlo de color, más tarde hice varias ediciones limitadas con retales de diferentes colores y el pasado verano lo llené de horizontes plasmando las playas de mi vida sobre la tela.
Pero sin duda el modelo que más alegrías me ha dado ha sido la mochila Sierra. Que sigue siendo el favorito para la mayoría de la gente.

¿Hay algún proyecto nuevo en marcha del que te apetezca hablar?
Recientemente he trabajado en una colaboración muy especial diseñando y manufacturando unas mochilas para La Más Bonita, unos restaurantes valencianos muy conocidos de inspiración playera. Ha sido todo un reto hacer frente a uno de los encargos más grandes hasta el momento para Totoomi. ¡Y estoy muy feliz con el resultado!
Otro proyecto que me hace mucha ilusión es el de impartir talleres sobre tintes naturales. Tengo ya algunos programados para este verano y están teniendo muy buena acogida. Me parece muy bonito enseñar a otras personas a usar productos que tenemos a nuestra cocina (pieles de cebolla, granadas, aguacates, flores…) para teñir telas en casa de manera respetuosa con el medio ambiente y logrando además unos resultados muy bellos.
El primero que impartiré será de Índigo, un pigmento azul profundo que sale de la planta del añíl, y en el que usaremos la técnica japonesa de Shibori, para crear originales patrones y dibujos en las telas. Será muy divertido y cada alumno se llevará a casa su bolso Totoomi tintado por él mismo.
Por último, tengo una colaboración en mente con una Asociación de personas con discapacidad para lanzar una colección solidaria. Pero sobre esto todavía no puedo contar más…

Muchísimas gracias Laura por abrirnos las puertas de Totoomi y hacernos participes de un pedacito de tu historia. Ha sido un honor contar contigo.

A ti querida lectora, te recomiendo que estés pendiente del trabajo de Laura, quién sabe, quizás pronto nos encontremos alguna sorpresa.


viernes, 9 de junio de 2017

El Color De Mi Piel

viernes, 9 de junio de 2017


Como madre o padre ¿te has planteado alguna vez tener que enseñarle a tu hijo que es el racismo y lo qué significa?

Creo no equivocarme al deducir que quizás, sin una causa que lo justificase, no es algo que te estés planteando.

Los padres de familias multiraciales, sí, nos lo planteamos incluso mucho antes de que nuestros hijos lleguen a nuestras vidas. Y como padres, intentamos durante todo el periodo de su educación facilitarle las herramientas adecuadas para sobrellevar estas situaciones el día que lleguen. No hacerlo sería una necedad por nuestra parte.

Una de esas "herramientas" precisamente es el libro que traigo hoy. El color de mi piel (Hablemos de Racismo) de Pat Thomas.

El libro pertenece a la colección "Hablemos de" de Editorial Juventud, donde cada titulo trata de fomentar la interacción entre los niños, padres y profesores, sobre temas personales, sociales y emocionales.



De una forma sencilla y apoyado de sus ilustraciones, este libro nos muestra como el racismo conlleva un trato injusto a otras personas por su color de piel, religión, orígenes... y que dichas conductas no son correctas.

"A veces, las conductas racistas son evidentes. Pero a veces, se esconden en la manera en que las personas se tratan o se hablan".
El color de mi piel

Que importante es el lenguaje. No hace falta irnos a una conducta inadecuada para tacharla de racista. En ocasiones solo nuestras expresiones más coloquiales ya lo son, ¿verdad? Te menciono unas cuantas que en mi casa están desterradas, pero que la sociedad sigue utilizando:

  • Trabajar como un negro / chino
  • Parecer un gitano 
  • Estar negro 

¿Quién no las ha utilizado alguna vez? se dicen inconscientemente, están tan arraigadas en nuestro lenguaje que ni nos damos cuenta de que en realidad son inadecuadas a la par que injustas.

El color de mi piel presenta la oportunidad de trabajar esto con tus hijos, de no solo hacer evidentes estas conductas, sino también de hacer saber que están mal y no deben imitarse. Fantástica ocasión para trabajar la valentía.

"Nunca deberías imitar las conductas racistas,  y siempre que sea posible deberías hacer saber a los demás que no te parecen correctas"
El color de mi piel

Otra de las cuestiones que trata y quizás una de  mis partes favoritas, es la dedicada a explicar cuales son los sentimientos de la persona que es tratada injustamente. A parte de que es una magnifica ocasión para que los niños desarrollen la empatia, y el como de sus actos inapropiados pueden causar dolor en otra persona,  como padres también se nos presenta la oportunidad para trabajar la confianza. Dejar constancia una vez más que pueden contar con nosotros, por muy dolorosa que sea la experiencia que estén viviendo, que no duden ni tengan miedo en hacernos saber lo que les está pasando. Algo para mi fundamental, y a lo que quizás como madre, es lo que más me quita el sueño y por lo que lucho cada día.

Este libro además viene con un añadido, al final del mismo encontrarás una guía con temas y cuestiones para ir tratando a la par que se lee. En definitiva, un libro de fondo de biblioteca, un básico no solo en cualquier hogar, sino también en los centros educativos.

"Los humanos son de muchos y hermosos colores, figuras y estaturas. Y aunque pertenecemos a razas distintas, todos formamos parte de una gran raza: la humana"
El color de mi piel

Hagamos el esfuerzo de construir un futuro mejor, nuestros hijos lo merecen.



viernes, 2 de junio de 2017

Cambios

viernes, 2 de junio de 2017

Hace un año mi cabeza era un hervidero de ideas, fotografías, planes y un largo etcétera que sentí la imperiosa necesidad de abrir un sitio donde poder compartirlas. La idea de crear un blog llevaba meses rondándome la cabeza, incluso ya me había bajado una plantilla gratuita y tenía algún texto escrito que se podría haber convertido en mi primera entrada.

Pero uno por otro lo iba dejando, y nunca parecía encontrar la valentía suficiente para hacerlo. Hasta hace un año, la noche del 2 de junio. Lo recuerdo perfectamente. Estaba sentada en mi sofá, tras haber acostado al pequeñajo, momento que dedico a navegar por mis cuentas preferidas de Instagram.

Y allí estaba, la fotografía de mi querida María, @mariapomata,  un avión de Playmobil del que descendía una familia. El avión que representaba el viaje de regreso a casa con su hija en brazos. Recuerdo que le dejé un comentario, diciendo que a A también le encantaba que le contáramos nuestro viaje a Etiopía, nuestro encuentro y por supuesto nuestro regreso en un avión.

A los pocos minutos un comentario de mi amiga y tocaya Marta, @martigim, en el que nos decía, chicas, hagamos algo con estas historias. 

Y ahí fue donde comenzó todo. Era la señal que yo estaba esperando. Por un lado la necesidad de sacar aquello que hervía en mi mente y por otro, mis mamis del corazón, mis referentes, animando a que nuestras historias fuesen conocidas. No necesité más.

No pegué ojo en toda la noche, escribiendo casi de forma impulsiva lo que se convirtió en mi bienvenida al mundo 2.0

Aún así, a la mañana siguiente me daba mucho vértigo pulsar la tecla de publicar. Era un salto al vacío del que no sabía cual iba a ser el resultado. 

Un año más tarde no puedo estar más contenta de aquel salto, desde entonces no han parado de suceder cosas bonitas. Lluvia al Pasear se ha convertido en mi pequeño hogar virtual, donde cada viernes me acompaña gente maravillosa en mis paseos semanales. 

Así fue el principio, sin grandes pretensiones, una plantilla gratuita descargada, nervios y una ilusión tremenda. Pero los meses pasaban, el contenido en el blog crecía, cada vez le dedicaba más tiempo a las fotografías, y aquella plantilla que albergaba todo, empezaba a quedarse pequeña.

Cuando tuve que decorar mi piso, sabía exactamente lo que quería, leía revistas y blogs de decoración y poco a poco fui creando nuestro hogar. Pero con mi casa virtual no pasaba lo mismo, necesitaba que alguien me ayudase a "decorarla".

Y en mi vida apareció Noelia, alegre, cercana y al frente de Herpark, un solo vistazo tanto a su portfolio como página web y supe con absoluta certeza que tenía que ser ella la que me ayudase a crear la nueva imagen de Lluvia al Pasear.

Comenzó entonces un período de analizar, de estudiarme a mi misma, a mis fotos, al blog, de intercambio de ideas. Pero también de darnos tiempo, yo para pensar, ella para crear. No había prisa alguna.

Un par de semanas mas tarde, un email en mi bandeja de entrada, adjunto, el moodboard creado por Noelia estaba listo, una mezcla de imágenes, colores y tipografías que resumían la esencia del blog, y en el que deberíamos basarnos para su nuevo aspecto. 

Recuerdo que me gustó al instante, era perfecto, y así se lo hice saber. Pero una vez más, el destino me sorprendió con su magia, y media hora más tarde, al llegar a casa, algo llamó mi atención. Entré en la habitación de mi hijo, y allí estaban, los mismos colores que acababa de ver en ese email.

Justo antes de emprender el viaje de nuestra vida, mientras amueblábamos la habitación de A, decidí hacerle un par de cuadros que recordarán sus orígenes y que lo acompañaran cada noche. El perfil de África con su corazón en Etiopía, y por supuesto no podía faltar, el otro sería el perfil de un león abisinio.

Esos cuadros se resumen en tres colores: gris, amarillo y coral. A sus pies, un juego de cojines blancos y turquesas complementan la decoración. No podía creérmelo, sin haber visto mi casa, y sin haberle demostrado preferencia por color alguno, Noelia había escogido para el blog los mismos que yo escogí en su día para la habitación más importante de casa, la que albergaba un sueño cumplido.

Detrás de aquello vendría el diseño del logo, avatares y portadas para las redes sociales. Yo buscaba algo sencillo, elegante, pero Noelia, una vez más me sorprendió incluyendo tres triángulos de color, y no al azar. Con aquellos triángulos quería dejar representados tres pilares: la adopción, mi maternidad y la integración en la sociedad. 



Si llevas tiempo visitando mi blog, imagínate cuál fue mi reacción al leerlo. Adopción, maternidad, integración en la sociedad. Esos sin duda son los pilares de mi blog, lo que me mueve e impulsa a escribir cada semana.

Llegados a este punto, solo quedaba una tarea pendiente, darle al blog el aspecto que se merecía. Hoy estás viendo el resultado.

A ti Noelia, si hoy me estás leyendo, gracias. Gracias por tu dedicación y trabajo, pero sobretodo por tu sensibilidad para captar la esencia de Lluvia al Pasear y plasmarlo de forma tan bonita. Sé que te lo he dicho ya, pero me da pena que esta etapa de trabajo haya acabado, me acostumbré a nuestros emails y a la alegría que desprenden cada una de tus palabras.  No cambies. 

Gracias también a ti, a cada una de las personas que me acompaña cada viernes en mi paseo semanal. Gracias por dedicarme unos minutos de vuestro tiempo para leerme. Gracias por vuestros comentarios, por cada palabra y cada ánimo. Hoy las puertas están más abiertas que nunca, no te quedes ahí, pasa, explora cada rincón, sírvete una taza de café y disfruta de mi nuevo hogar. Eres bienvenido.