viernes, 25 de octubre de 2019

Chai Bundt Cake

viernes, 25 de octubre de 2019



Con el frío llegan las ganas de recuperar las infusiones y la repostería. Una de mis infusiones preferidas en esta época es el té Chai. Lo descubrí hace justo ahora un año de la mano de Elena de Alma Ayurveda y Cruz de Okaeri T Bar en uno de sus fantásticos talleres de infusiones y té ayurvedas.

Desde entonces, la mezcla de este té la compro allí, y fue precisamente Cruz quién nos dio la idea de no limitarnos a usarla tan solo en infusiones, sino que nos animásemos a introducirla en nuestra repostería. Fruto de esa idea, surge esta receta. Un bundt cake jugoso y muy aromático gracias a las especias del té.

Os recomiendo que lo acompañéis de vuestra infusión favorita, junto con un buen libro, y ese rincón de vuestro hogar donde os sentís a gusto. ¡no olvides de guardarte la receta, compartirla y darle amor si te ha gustado!

Ingredientes:

*1 vaso de leche, (puede ser vegetal)
*1 cucharada colmada de té chai
*3 huevos eco grandes
*2 cucharadas colmadas de panela
*1 vaso de aceite de oliva virgen extra
*3 vasos de harina eco integral
*medio sobre de levadura
*mantequilla para untar el molde
*decoración: chocolate blanco de cobertura, pistachos molidos en un procesador de alimentos




Elaboración:

*infusiona la leche con el té, deja enfriar y reserva

*precalentar el horno a 180º

*batir los 3 huevos con la panela, una vez integrados añadir el aceite y seguir batiendo

*añadir la leche infusionada, yo no cuelo las especies las añado para que continúen soltado su aroma en el bundt cake. Integrar todos los ingredientes.

*añadir poco a poco la harina hasta que todo esté integrado. Añadir la levadura

*verter sobre el molde untado con mantequilla y harina

*hornear durante 45 min o hasta que al pincharlo nos salga el cuchillo completamente seco

*si te apetece decorarlo al igual que en la foto, derrite media tableta de chocolate de cobertura y viérteselo por encima. Espolvorear con pistachos molidos.

¡Espero que os guste tanto como a nosotros!



miércoles, 18 de septiembre de 2019

CAMBIOS

miércoles, 18 de septiembre de 2019




No hace tanto era esa futura mamá que visitaba webs de decoración infantil en busca de los complementos perfectos para la habitación de A. Sabía exactamente que cama quería, la cómoda de madera de castaño heredada de los abuelos, la alfombra recién comprada, hasta los estores estaban buscados y decididos. Pero tenía un pequeño incidente, los cuadros.

Nada de lo que buscaba encajaba con la idea que yo tenía en la mente. Aquella pared fue un lienzo en blanco durante bastante tiempo. A falta de una semana de viajar a por A, compré unos marcos sencillos y decidí hacer algo casero para poder vestirla. Algo que representase el país de origen de mi hijo: la silueta de un león. Acompañando al lado de un pequeño de mapa del continente que le vio nacer.

Siempre vi esos cuadros como algo temporal, a la espera de que en algún momento apareciese la imagen adecuada. Pasaron los años y poco me preocupé de volver a buscar. Hasta que Posterlounge me dio la oportunidad de descubrir su extensa galería de cuadros, laminas y fotografías.

¿Sabéis la sorpresa que supuso abrir su web y encontrarme la maravillosa lamina “El León” de Valeriya Korenkova? Lo había encontrado. Por fin, esa pared tendría el cuadro perfecto. El dibujo de un magnifico León, símbolo nacional de Etiopía. Un León que vele los sueños de un cachorro abisinio.



Escoger el segundo cuadro ya no fue tan fácil. En la web de Posterlounge existe una amplia colección de ilustraciones, pero gracias a su buscador y los filtros que te permite introducir afiné bastante hasta llegar a la pareja adecuada para ese león solitario. El juego entre la palabra sagrada OM y el hogar era simplemente perfecto.

Si buceáis un poco por su web, descubriréis al igual que lo hice yo, un montón de obras y de artistas que abarcan un buen abanico de estilos, y que comprende una amplia gama de precios. Desde la lamina más sencilla hasta el acabado en madera, aluminio o metacrilato, pasando por el tradicional lienzo o el clásico marco de madera. Yo personalmente me decanté por este último. Me gusta su sencillez unida a la robustez de sus acabados.

El resultado es el que podéis apreciar en las fotos, la habitación de A empieza a cambiar, al igual que él. Cambios que van definiendo ese niño en que se está convirtiendo pero fieles a sus raíces, siempre presentes.

domingo, 11 de agosto de 2019

Un paseo por... Tapia de Casariego

domingo, 11 de agosto de 2019




Si estás en Asturias de visita quizás te estés preguntando qué hacer, y yo te traigo un plan perfecto, visitar la villa marinera de Tapia de Casariego. Sí otro pueblo pesquero... quizás a estas alturas empieces a sospechar de mi atracción por las villas costeras.


Situado en el occidente del Principado, este pequeño pueblo  no tiene nada que envidiar a cualquier otro de la tierrina. Con su coqueto y concurrido puerto pesquero, Tapia siempre es una buena idea.

De sus raíces balleneras y celtas se encuentran sus calles impregnadas. No en balde es cuna del Festival Intercéltico D'Occidente, el cual, os recomiendo que si tenéis oportunidad, no dejéis de visitarlo.




Pero Tapia no destaca solo por su historia y arraigos, sino que también ha ido evolucionando hasta convertirse en punto destacado en los Campeonatos de Surf.

Precisamente en esa mezcla de ambientes entre lo tradicional, los cazadores de olas y el turismo, reside el encanto especial que respiras al pasear por la villa.

Piérdete entre sus callejuelas, hasta bajar al puerto, aprovecha para degustar un par de culinos de sidra en las terrazas mientras te dejas acunar por el sonido del mar y las gaviotas. Para más tarde emprender el paseo que rodea la costa partiendo del propio Puerto, irás subiendo poco a poco divisando a tu derecha el puerto más abajo, para aparecer de seguido el Faro, el más occidental de Asturias.



A tu izquierda aparecerán encantadoras casas de veraneo, cerradas en invierno pero que cobran vida en la época estival. Pasarás por delante de la antigüa cetárea, reconvertida actualmente en una piscina de agua salada. Y poco a poco en el horizonte irá apareciendo la Playa de Anguileiro, donde si has sido previsor, podrás darte un baño entres sus aguas.



Si quieres alargar la visita, puedes hacerlo degustando alguno de sus productos locales. Nuestro restaurante preferido para hacerlo es El Pilón, con pescados y mariscos de la propia rula de la villa, nunca nos defrauda. Mejor hacer reserva.

Y para finalizar el día, la playa de Porcía, apenas a unos kilómetros de distancia, te sorprenderá por su belleza y el color de sus aguas.

Si visitas Tapia después de leer mis recomendaciones, no dejes de hacerme llegar tus impresiones. Me encantará leerlas.

Recuerda que en mis redes sociales suelo dejar más tips sobre otros rincones de Asturias y mucha más información, sino quieres perderte nada, te espero en mi instragram @lluviaalpasear





domingo, 28 de julio de 2019

Un paseo por... Tazones

domingo, 28 de julio de 2019




Es difícil tarea tener que escoger cuáles serían los pueblos pesqueros más bonitos de Asturias. Pero Tazones, estaría sin lugar a dudas, en los primeros puestos de la lista. No en balde es Conjunto Histórico Artístico del Principado.

Situado en la comarca de Villaviciosa, y a tan solo 11 km de la capital del concejo, este pequeño pueblo marinero rezuma encanto por los cuatro costados.



Aunque en un primer vistazo podamos pensar que por su tamaño tiene poco que ofrecer, nada más alejado de la realidad. No tengáis prisa para recorrerlo, perderos por sus estrechas calles empedradas. Dejaros atrapar por sus casas de coloridas ventanas y balcones engalanados de flores. O la famosa Casa de las Conchas.

Las terrazas de sus sidrerías son el sitio perfecto para degustar la bebida regional, sintiendo el mar de fondo, el olor a salitre se entremezcla al del marisco. Si vuestro presupuesto os lo permite, no dejéis de hincar el dienta a un buen arroz con bugre. En El Centollu lo preparan de muerte, necesitaréis reserva previa.



Si estáis dispuestos a caminar un poco, desde el propio pueblo parten varias rutas, dos de ellas de muy corto recorrido: al Faro de Villar y a Punta L'Olivu.

Si además vuestra visita coincide en el mes de agosto, cada año, alrededor del día 24 de dicho mes, los vecinos del pueblo conmemoran el desembarco de Carlos V con una escenificación.



Pero la historia de Tazones comienza mucho antes de este histórico desembarco, fe de ello son sus pedreros, que albergan uno de los yacimiento de huellas de dinosaurios más importantes de Europa. Precisamente, una buena forma de terminar la jornada es visitando el Museo del Jurásico de Asturias, situado en la misma comarca.

Como veis Tazones tiene muchas razones para convertirse en visita obligatoria si estáis por Asturias.



lunes, 8 de abril de 2019

5 planes con niños en Asturias

lunes, 8 de abril de 2019


Desde ver tiburones, tortugas gigantes, tocar serpientes, descubrir calamares gigantes, pasear por el bosque a viajar al espacio, o incluso al pasado y pasear ¡entre dinosaurios! Asturias tiene una importante variedad de espacios dedicados a los más pequeños y los a los que no los somos... también.

1.  Parque De La Vida
Situado en Luarca, ya de por si es un espacio tan completo que la visita de una tarde completa llega a quedarse corta.

La visita comienza en un aula donde nos explicaran las diferencias entre las serpientes y las víboras, nos darán claves para diferenciarlas, qué hacer si nos las encontramos fuera de su hábitat natural, y por último, tendremos la oportunidad de tocar, o los más atrevidos de coger en brazos, a serpientes que tengan en ese momento en el centro. 




Continuaremos la visita explorando las profundidades de los mares y sus misteriosos habitantes, nos explicarán el principio de la vida en el planeta tierra, para continuar ese viaje hasta una nave espacial y terminar en el planetario paseando entre estrellas.

Es una visita intensa, que toca varios aspectos, pero todos hilados por el mismo tema central: la vida. 

2. MUJA
El Museo Jurásico de Asturias atrapa a mayores y pequeños desde el principio. Nada más llegar al parking ya se divisa el parque que lo rodea, por el que campan a sus anchas dinosaurios de todas las especies y tamaños. A los más pequeños les encantará compararse con los enormes dinosaurios, imitar sus expresiones, corretear entre ellos y jugar en el parque situado al pie de ellos.



Una vez dentro del museo, existen varias posibilidades, desde hacer una visita a apuntarse alguno de los talleres que organizan. Nosotros probamos el de  Paleontólogo por un día, y A salió súper emocionado con la experiencia. 

Si queréis completar la vivencia, podéis terminar el día con una visita a la Playa de la Griega, a penas a un par de km del museo, buscando huellas de dinosaurio.

Si estáis de visita en Gijón no podéis desaprovechar la oportunidad de visitar el Acuario. Una divertida experiencia donde iremos descubriendo distintas especies que habitan los mares, nos quedaremos hipnotizados viendo nadar a los tiburones y a las tortugas gigantes. Las medusas nos atraerán con su baile y guardaremos silencio para ver si los pingüinos se animan a salir a visitarnos.



El Acuario, además, suele organizar talleres para los más peques. Solo tendréis que visitar su web antes de cualquier visita, e inscribiros previamente en los talleres que os interesen.

Continuado en la misma ciudad, a las afueras de la misma se encuentra este Jardín de aproximadamente 25 hectáreas de extensión. Divido en cuatro áreas: Entorno Cantábrico, Factoría Vegetal, Jardín de la Isla e Itinerario Atlántico, es un plan perfecto para un día sin lluvia, pasear entre sus árboles y vegetación, hasta llegar al Bosque de Los Niños, un espacio dedicado a los más peques donde los paneles y las explicaciones se adecuan a su tamaño y capacidades. Para finalizar jugando en la zona de juegos en pleno entorno natural.




5. Museo de la Mina de Arnao
La primera mina de Asturias explotada de forma industrial, el Museo de La Mina de Arnao supone una estupenda oportunidad para aprender cómo era la forma de vida en la mina, sus costumbres, método de trabajo y como no, bajar a una mina real. Comprobar por uno mismo un pequeño atisbo de las condiciones en las que trabajaban los mineros y si hay suerte, hasta vislumbrar las huellas de algún Trasgu que por allí viva.




Estupendamente guiada, esta visita de apenas una hora puede representar el primer contacto de los niños con un aspecto muy importante en la historia de Asturias: la mina.
Es imprescindible reserva previa.

Espero que estos cinco planes os animen y sean la disculpa perfecta para pasar un día en familia, tanto si residís en el Principado como si estáis de visita.



martes, 26 de febrero de 2019

Un paseo por... Senda Costera San Esteban de Pravia - Playa del Aguilar

martes, 26 de febrero de 2019



Si me seguís desde hace tiempo, sabéis ya de mi pasión por las rutas costeras de mi tierra. Suelen estar bien señalizadas, el paisaje es espectacular y son el plan perfecto para pasar un día en familia. Calzaros las deportivas, que hoy nos vamos a recorrer una de ellas, desde el precioso pueblo de San Esteban de Pravia, pasando por impresionantes acantilados, playas de ensueño para finalizar en la Playa del Aguilar. ¿Listos? Comenzamos.

La ruta comienza en el propia desembocadura del Río Nalón, uno de los ríos más emblemáticos de Asturias, justo en el puerto de San Esteban, veréis el tablón donde viene explicada la senda y su recorrido, punto que marca el comienzo de la misma.

Se avanza por el paseo del puerto, oportunidad única para ver  Este tramo es de casi un par de Km, sin dificultad alguna, hasta al alcanzar la primera parada, el espigón. Donde se encuentra también un gran aparcamiento, y desde donde se puede comenzar también la ruta, que en este caso, fue lo que nosotros hicimos.

A mano derecha del aparcamiento, salen 420 escalones que nos llevan directos hasta la Ermita del Espíritu Santo y el primer mirador que nos encontraremos a lo largo de la senda. Si no estáis por la labor de subir tantos escalones, al pie de la Ermita hay un pequeño aparcamiento desde cual se puede acceder a la ruta.



A partir de este momento, un sendero empedrado nos llevará a través de un bosque salpicado de eucaliptos y castaños. Disfrutaremos de las vistas que poco a poco iremos descubriendo a través de la vegetación: Cabo Vidio, Playa del Focarón, bordearemos la Playa de Cazonera, Playa de las Llanas, desde cuyo alto descenderemos hasta el final de la ruta: Playa del Aguilar. 

La senda está bien provista de miradores y de áreas de descanso que nos invitarán a parar, tomar aire y disfrutar de las vistas. Os dejo con alguna de ellas, espero que las disfrutéis y os sirvan de aliciente para pasear por estos parajes. La ficha técnica con todos los datos, la encontraréis al final. Gracias por acompañarme.