viernes, 17 de noviembre de 2017

DUALIDAD

viernes, 17 de noviembre de 2017


Sabía que con la etapa escolar empezarían a aflorar nuevos retos, incluso muchas de vosotras me lo habías advertido. Y es que justo hace unas semanas uno de ellos llegó a casa en forma de libro viajero.

Para nosotros no era algo nuevo, en la guarde también lo tenían, llegaba a casa junto con la mascota de clase y teníamos que describir cómo nos lo habíamos pasado ese fin de semana. Algo fácil, cero complicaciones.

Pero esta vez cambia. En esta ocasión lleva implícita contar parte de nuestra historia como familia. Algo fácil para nosotros, pero complicado para quien reciba ese libro y se enfrente a preguntas.

En casa no existen secretos, nuestra historia es la que es. Una historia cargada de esperanza y de amor. A sabe perfectamente en qué país nació, que no lo hizo de mi barriguita, aunque siempre estuvo en mi corazón y en el de su padre.

Repasar su historia, las fotos del viaje, de nuestros primeros días, le encanta. Y a nosotros también.
Ahora parte de esa historia “viajará” por hogares que no conocemos, puede que despierte curiosidades o no. Que alguno de sus compañeros se pregunte por qué A vino de un país lejano, por qué sus papás tuvieron que ir en avión a recogerle. 

Por eso no puedo dejar de desear que cuando llegue ese momento, cuando toque leer nuestra historia, y esos padres se enfrenten a preguntas que nunca imaginaron tuvieran que responder, lo hagan con sensatez, respeto y sensibilidad.Cuidando el lenguaje en sus respuestas, porque lo que en apariencia resulta una salida fácil y socorrida, puede terminar con un comentario inocente, pero desafortunado, en patio del colegio. Nuestros actos tienen consecuencias, y hay ocasiones en las que los padres no tenemos todas las respuestas.

Así me he pasado estos días, pensando en lo curioso de todo esto, en la dualidad de que mientras A y yo estamos en su camita reforzando su historia, puede que en otro hogar, al mismo tiempo, alguien le esté explicando una pequeña parte de ella a su hijo. Y no deja de ser una sensación extraña. ¿A vosotras también os pasa?




viernes, 6 de octubre de 2017

CUARENTA

viernes, 6 de octubre de 2017


Este podría ser el típico alegato de todo lo que he aprendido en mis 40 años, una oda a mi bagaje en esta escuela que es la vida. Podría disertar sobre las circunstancias que me han llevado al aquí y al ahora. Pero no lo voy a hacer.

Claro que cuando mi cumpleaños se acercaba caí en la tentación de hacer balance, de llevar mi mirada hacia el pasado y realizar un ejercicio de retrospección, el cual, debo confesar me removió mucho. Aún así analizar el yo más profundo es un acto demasiado íntimo, razón por la cual se queda ahí, en mi intimidad.

No obstante a la par había una idea que me rondaba la mente, otra forma de analizarme, de verme a través de otra perspectiva. El Autoretrato.

Debo confesar que me da miedo. Cambiar las tornas. Exponerme. Ver lo que la lente tiene que decir de mi, me asusta bastante. 

No soy una experta fotógrafa, probablemente no tenga los medios, y de seguro no tengo los conocimientos necesarios para afrontar un proyecto de este calibre. Pero aún así, la idea me atrae. Dejar plasmadas 40 visiones de mi misma. ¿por qué no?

No deja de ser otro ejercicio de autoconocimiento, ¿me gustará lo que veré? No lo sé. Probablemente no vayan a ser mis mejores fotos, pero si algo he aprendido es que los miedos están para afrontarlos.

Comienza pues un proyecto personal, el cual me asusta y me apasiona a partes iguales. Un proyecto que no pretende ser nominativo, sino que dejo abierto a quién le apetezca experimentar y acompañarme en este nuevo paseo. Te espero en #40yo_llap

Comienzo por el alma. La mirada.














jueves, 13 de julio de 2017

CERRADO POR VACACIONES

jueves, 13 de julio de 2017

Tras un año intenso ha llegado la  hora de hacer un paréntesis, de pasar largas tardes con la familia, leer hasta que el sol se oculte y sobretodo de descansar.

En Septiembre, Lluvia al pasear abrirá de nuevo, con nuevos contenidos y energías renovadas. ¡Os deseo un feliz verano!


viernes, 7 de julio de 2017

Un paseo por Cudillero

viernes, 7 de julio de 2017


Cuando el fin de semana amanece gris y sombrío pero el cuerpo nos pide escapar de casa, solemos decantarnos por ir a callejear por algún pueblo de la tierrina. Tenemos la suerte de vivir en una comunidad autónoma pequeña, y en apenas media hora de coche puedes cambiar totalmente de ambiente, ya sea playa, montaña, aldea u otra ciudad cercana.

Hace apenas un par de fines de semana, fue justo lo que nos pasó. Día triste, apagado, pero con muchas ganas de aprovechar el fin de semana. Cudillero nos estaba esperando.



Enseguida te dejas atrapar por sus calles estrechas, sus casas de colores, el sonido del mar y el olor a sal. Cudillero respira vida marinera por cada uno de sus poros. 

No necesitas de plano para recorrerlo, piérdete por los recovecos de sus calles, disfruta de los pequeños balcones y porches decorados con flores. Detente a observar los curadillos, pequeños escualos, secando al sol. 


Sigue las señales indicativas de diferentes rutas, todas te llevaran algún recóndito mirador desde el que observarás desde un punto distinto esta pequeña y encantadora villa, situada al occidente de la costa asturiana.


Y si te entra el hambre, solo tienes que disfrutar de alguno de los menús del día que ofrecen los distintos restaurantes, todos platos típicos de la zona por un módico precio.


Pero sobretodo encuentra un hueco agradable, siéntate y escucha el mar.




Buen fin de semana, nos leemos la semana que viene.